dijous, 18 de febrer de 2016

"SOCIAL-PATRIOTISMO, LA ULTRADERECHA ESPAÑOLA SE INSPIRA EN LE PEN PARA LLEGAR AL CONGRESO". Maria Altimira analiza y repasa en el digital internacional Vice News la situación de los grupos ultras en España y el proceso de federación de PxC-PxL y España2000

‘Social-patriotismo’: la ultraderecha española se inspira en Le Pen para llegar al Congreso

  María Altimira, periodista de Vice News

 Publicado en Vice News, jueves 18 de febrero de 2016

España2000 y los ya socios de Plataforma per Catalunya (PxC) y el Partido por la Libertad (PxL), tres partidos con un discurso antiinmigración y patriótico identitario, llevan ocho meses trabajando en una federación que, de acuerdo con su calendario, debería celebrar su congreso fundacional entre finales de abril y principios de mayo de este año.
Estas fechas permitirían que el recién nacido proyecto de confluencia midiera sus aspiraciones electorales en unas nuevas e hipotéticas elecciones generales que podrían celebrarse el próximo mes de junio. Algo que los máximos líderes de las formaciones que conforman el proyecto contemplaron como probable en conversaciones con VICE News.
Este nuevo intento con el que las formaciones de ultraderecha tratan de fraguar un pacto para sumar sus fuerzas y superar su endémica debilidad y residual representación [que se limita a algunos concejales en pequeñas y medianas poblaciones] en el mapa electoral de la España democrática está, según Xavier Rius, periodista y especialista en la ultraderecha española, condenado a fracasar.
Hoy, estas formaciones no tienen ningún tipo de representación ni en las cortes generales, ni en los parlamentos autonómicos, ni en los consistorios de las principales ciudades españolas.
Además, los antecedentes en cuanto a alianzas orientadas a movilizar al electorado de extrema derecha no son muy alentadoras. De hecho, los proyectos políticos conjuntos del área identitaria social patriota o sociopopulista xenófoba como La España en Marcha [formada por La Falange FE, Nudo Patriota Español, Alianza nacional Movimiento Católico Español y Democracia Nacional] o Soluciona están marcados por el fracaso.
"Los partidos de la extrema derecha perdieron su tren hace cinco años, cuando el entonces líder de Plataforma per Catalunya, el diversas veces imputado Josep Anglada, se quedó a las puertas de entrar en el parlamento catalán en los comicios regionales de 2010", asegura este experto. Desde entonces, esta formación ha pasado de tener 67 a 8 concejales. España2000 cuenta con una decena de ediles, mientras que PxL suma sólo dos. 
La ultraderecha perdió fuelle cuando la inmigración dejó de ser un asunto prioritario en la agenda política. El discurso antiinmigración, alimentado por el ex alcalde de Badalona, el popular Xavier García Albiol, y por comentarios de otros líderes políticos como el entonces presidente de Unió Democrática de Catalunya (UCD) expresando su preocupación por el hecho de que nacieran "más Mohammed que Jordi" en 2011, no acabó de cuajar y los escándalos judiciales y policiales en los que se vieron envueltos los miembros de PXC hicieron el resto.
Anglada, que fue expulsado del la formación por haberse llevado presuntamente dinero de PxC, también fue acusado por su hijo por agresión, además de por haber atacado presuntamente a dos jóvenes en la localidad catalana de Vic.
Poco después, el mismo Anglada se querellaba contra la cúpula de su ex formación por tentativa de homicidio. Supuestamente, sus ex compañeros de partido urdieron un plan para quitarle de en medio.
Todos estos casos contribuyeron indefectiblemente al descrédito y a la descoyuntura de la formación.
El discurso xenófobo también pinchó en España, donde el Partido por la Libertad, nació con la idea de extender la estela de PxC en todo el país, relata Rius. Además, las diferencias entre las diversas formaciones de este espacio político en aspectos como el aborto o sus relaciones con el pasado franquista tampoco han permitido, hasta ahora, una verdadera entente entre ellos.
De hecho, dentro del pequeño maremágnum de la extrema derecha existen notables diferencias. Los partidos que conformaron la extinta La España en Marcha, por ejemplo, no esconde su herencia franquista, y Alternativa Española (AES), tiene un perfil marcado por el discurso profundamente cristiano de la inviolabilidad de la vida y de la familia tradicional.
La nueva federación, sin embargo, aúna tres fuerzas que expresan su voluntad de desligarse del pesado legado franquista, aunque rehúsen condenarlo, rebajar el perfil cristiano y usar un discurso social alimentado por sus invectivas contra los organismos supranacionales, a los que acusan de usurpar la soberanía española, y contra una economía dictada por multinacionales que vulnera, consideran, los derechos de los trabajadores.
"Se inspiran en el Frente Nacional de Marine Le Pen, con una imagen más moderna y un discurso más educado centrado en el antieuropeísmo y su rechazo al Islam y no en la persona inmigrante", asegura Rius.
August Armengol, actual presidente de PxC, asegura que no se sienten cómodos con la etiqueta de la ultraderecha. Tanto para él como para Rafael Ripoll, presidente de España2000, su ideología es antiliberal en el sentido social y económico. La diferencia, asegura Ripoll, es que para ellos las ayudas y los recursos sociales deben tener a los españoles como destinatarios: "los inmigrantes que quieren vivir de subvenciones deben ser repatriados, no podemos olvidarnos que hay españoles sin vivienda en la calle y comportarnos como nuevos ricos".
Armengol cita al Frente Nacional francés pero también se refiere al Partido por la Libertad en Holanda o la Alternativa para Alemania (AfD) como referentes y primos ideológicos de la federación con la que pretenden sacar a flote la España social-patriótica.
"El electorado de nuestra federación existe, el problema es que en España ha habido una atomización de las fuerzas [que se inscriben en su espectro ideológico] y los intentos de congregar a este electorado [entorno a una misma marca] no han seguido la línea adecuada", resume Armengol para VICE News.
Con todo, las diferencias han rebasado el espacio ideológico. Democracia Nacional (DN), por citar un ejemplo, denunció en 2010 en un comunicado ser víctima de una serie de ataques y agresiones por parte de simpatizantes de España2000. "Las riñas entre los movimientos de la ultraderecha han sido y son continuas", precisa Rius.
Ripoll explica a VICE News que "la federación ya ha consensuado sus estatutos y ahora estamos trabajando en un documento político común". Armengol, Ripoll y José María Ruiz, presidente de PxL, lideran el proceso que una vez finalizado deberá ser aprobado, de manera independiente, por las tres formaciones políticas.
"Luego tocará evaluar si podríamos, por tiempo y recursos, presentarnos a las elecciones generales [en caso de que finalmente se celebren el mes de junio] y en qué condiciones y circunscripciones", concluye Armengol en relación a este proyecto con el que las tres formaciones pretenden obtener representación en el Parlamento español. 
Sigue a Maria Altimira en Twitter: @MariaAltimira
Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada