dimecres, 4 de febrer de 2015

CONVOCADES MANIFESTACIONS, TAMBÉ A BARCELONA, PER DENUNCIAR LA TRAGÈDIA DE FA UN ANY A CEUTA QUAN LA GUÀRDIA CIVIL VA DISPARAR PILOTES DE GOMA A IMMIGRANTS QUE S'OFEGAVEN I VAN MORIR


Fa uny any, el 6 de febrer del 2014, es va produir la tragèdia de la platja del Tarajal, a Ceuta, en la que 15 persones van morir ofegades a pocs metres de la platja, a causa dels trets de la Guàrdia Civil, que els va disparar amb material antidisturbis mentre intentaven arribar a l’Estat espanyol. També hi va haver molts desapareguts.
Una actuació de la Benemértita que va motivar els retrets públics de la Comissària europea d'Interior Cecilia Malström  cap el ministre espanyol, Jorge Fernández Díaz.
Per recordar aquests fets i reclamar responsabilitats, els dies 6 i 7 de febrer hi haurà actes i manifestacions a Ceuta, Barcelona, Tànger, Berlin,  Dusseldorf,  Londres, Madrid, etc, demanant justícia i reclamant la dimissió del Ministre de l’Interior, Jorge Fernàndez Díaz. A Ceuta una manifestació recorrerà els 6,5 km que separen el CETI (Centre d’Estància Temporal d’Immigrants) de la platja del Tarajal. 
SOS Racisme Catalunya, juntament amb  Tanquem els CIEs  i Migra Studium,  com a membres de la campanya Tancarem el CIE, han convocat una concentració a Barcelona dissabte dia 7 de febrer a les 19h. Hi ha hagut canvi de lloc!  Es fa finalment a la Rambla del Raval
 Els hashtags de la convocatòria són #15asesinatos i #StopWarAgainstMigrants.
 Cartell de la convocatòria a Barcelona 
 ATENCIÓ, L'ACTE DEL DISSABTE 7F A LES 19H. 
ES FARÀ FINALMENT A LA RAMBLA DEL RAVAL

Sin justicia ni dignidad a un año del Tarajal 

Hoy hace un año 15 personas fueron “invitadas” a morir en la playa del Tarajal, en Ceuta, a las puertas de la fortaleza-Europa. No eran las primeras ni, por desgracia, serán las últimas. Pero nunca antes habíamos visto con tanta claridad lo cínicamente poco que vale una vida cuando no carga más identificación que la esperanza.

“Sanda ha pedido socorro, ha tirado su mano hacia la roca y el Guardia Civil le ha pegado y enviado de nuevo al agua”, decía una de las personas que aquél día pudieron sobrevivir para contarlo. Como si fuera un derecho fundamental, que hubiera que defender a cualquier precio, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado defienden la frontera sur con la vida si es preciso. Con la vida de otras y otros, por supuesto.

Han muerto unas personas ahogadas al intentar rodear la valla de Ceuta, pero la Guardia Civil no ha intervenido, dicen primero. “Quizá se han podido usar balas de fogueo”, justifican después. Se utilizó material antidisturbios, pero solo en el intento de entrada por tierra, balbucean más tarde. La Guardia Civil llega a decir que en la zona de la tragedia no hay cámaras… Poco a poco, a fuerza de testimonios y presión social y mediática, se van admitiendo pequeñas gotas de verdad, aunque siempre justificando lo injustificable, como esa “línea fronteriza retráctil” que formarían los miembros de la Guardia Civil y que permitiría las “devoluciones en caliente”.

Lo peor, sin embargo, es que a un año de la barbarie, la impunidad continúa, lo cual nos asegura sin duda más muertes “accidentales”. Las diligencias siguen su lánguido paseo, con la instrucción a medias y con la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta aduciendo falta de competencia para pasarle la “patata caliente” a la Audiencia Nacional.

En este triste aniversario, desde Tanquem els Cies exigimos la dimisión del Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz ante la reiteración de mentiras y versiones retorcidas de los hechos. Y creemos que ya es tiempo de que se encuentre y castigue a los culpables de las muertes de Oumar Ben Sanda, Larios Fotio, Joseph Blaise, Armand Debordo Bakayoko, Daouda Dakole, Ibrahim Keita, Ousman Kenzo, Nana Roger Chimi, Jeannot Flame, Yves Martin Blong, Samba Baya, Youssouf y 3 hombres sin identificar. Por justicia, pero sobre todo por dignidad.


Llegir article de fa un any, "Ceuta y los muertos en agua salada"
 Imatge dels fets

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada