dilluns, 15 de juny de 2015

¿CONOCE LA JUEZ Y ALCALDESA MANUELA CARMENA EL ARTÍCULO 510 DEL CÓDIGO PENAL? LOS TUITS DE SU CONCEJAL ZAPATA SON UN DELITO DE APOLOGÍA Y TRIVIALIZACIÓN DEL HOLOCAUSTO. El hecho que Zapata no renuncie a su acta de concejal hace mayor la crisis y acabará afectando a la alcaldesa





 Manuela Carmena,  y el concejal Guillermo Zapata (con barba)
Leer el artículo en El Periódico
La negativa del concejal madrileño, Guillermo Zapata, a renunciar a su acta de concejal a causa de los tuits antisemitas y de escarnio a otras víctimas, y el hecho que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no le haya exigido que lo haga, augura que está crisis no ha hecho más que empezar. Reunciar al área de cultura para continuar en el gobierno municipal, no era la solución que se esperaría de un gobierno presidido por Carmena. Y la ausencia de la alcaldesa en la rueda de prensa en la que Zapata ha comunicado que deja cultura, tampoco es la mejor forma de abordar una crisis que, más allá de las consecuencias políticas, iniciará ahora la vía judicial. 
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, es jueza emérita, fundadora de Jueces para la Democracia, fue Presidenta-Relatora del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas y vocal del Consejo General del Poder Judicial.
Creo que como alcaldesa y como jurista debería apartar del equipo de gobierno a su concejal Guillermo Zapata, a causa de los tuits que realizó humillando a las víctimas del Holacusto y de ETA, trivializando sobre dichos crímenes y haciendo apología de los mismos.
Llevo años escribiendo y trabajando en relación a los llamados delitos de odio entre los que se encuentran la negación del Holocausto y otros genocidios, y la apología y justificación de dichos actos y sus autores. Delitos que en España hasta ahora solían quedar en muchos casos impunes pese a estar tipificados en los artículos 510 y 607 del Código Penal de 1995.

El 510 tipificaba el delito de incitación al odio, violencia y discriminación por motivos antisemitas, raza, etc.., y el 607 los de apología, negación o difusión de ideas genocidas. Pero a causa de su ambiguedad o que determinados jueces consideraron que prevalecía el derecho a la libertad de expresión, fueron devaluados por el Tribunal Supremo y el Constitucional.
Así la Sección Segunda del Supremo en la sentencia 259/2011 sobre la librería Kalki y el nacional socialista Círculo de Estudios Indoeuropeos, entendió que sólo se cometía delito si tras las opiniones vejatorias o incitando al odio o la violencia, alguien actuaba en consecuencia ejerciendo acto seguido violencia o discriminación. Y en relación a la negación del Holocausto, el Constitucional mediante la sentencia 235/2007 (caso Librería Europa), despenalizó la negación del Holocausto, dejando sólo como delito la apología de dichas acciones y sus autores. Dichas resoluciones judiciales contradecían la Decisión Marco 913/2008, del Consejo de la Unión Europea, vigente en la UE desde noviembre de 2010, la cual se aprobó para dar un enfoque penal al racismo, la xenofobia, a la incitación a tales delitos y la difusión de ideas racistas o de exaltación de ideas o regímenes genocidas. Por ello en la reforma del Código Penal del pasado mes de marzo se dio un nuevo redactado dichos artículos para superar la hipotética prevalencia de la libertad de expresión. Sin entrar a valorar si los chistes en broma, difundidos en la red por el concejal de Podemos fueron en su día susceptibles de ser perseguidos con el anterior redactado del Código Penal, es evidente que lo serían con el nuevo redactado, pese a que jurídicamente no podría aplicarse retroactivamente.
Así la nueva redacción castiga con prisión e inhabilitación para cargo públicio a quienes "públicamente nieguen, trivialicen gravemente o enaltezcan los delitos de genocidio, de lesa humanidad" contra un grupo religisoso o étnico (...) "por razón de su pertenencia a aquél por motivos racistas, antisemitas u otros" (510, 1-C), "enaltezcan o justifiquen por cualquier medio de expresión pública o de difusión los delitos que hubieran sido cometidos contra un grupo, una parte del mismo" (510, 2-b) increméntando la pena en el 510, 3 "cuando los hechos se hubieran llevado a cabo a través de un medio de comunicación social, por medio de internet o mediante el uso de tecnologías de la información, de modo que, aquel se hiciera accesible a un elevado número de personas"
Por ello tuitear, aunque sea en broma, sobre las crematorios, cinco millones de judíos y los ceniceros, es claramente un delito. Y tuits como el que hizo sobre Irene Villa y las niñas de Alcàsser serían también consecutivos de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, castigado en el artículo 578 del Código Penal
No seré yo quien debata con la jueza Carmena si su concejal en su día cometió o no delito, si habría preescrito, o si en base a las sentencias comentadas del Supremo y el Constitucional dichas opiniones, realizas antes de la reforma del Código Penal, deben quedar impunes al prevalecer la libertad de expresión, pese a que la Directiva o Decisión Marco de la UE ya estaba vigente.
Que abandone cultura no es suficiente. Le sugiero, sino quiere caer ella después de su concejal Zapata, que lo aparte del equipo de gobierno, se le ruegue que dimita como concejal, y en caso de no hacerlo, se le expulse del grupo municipal. Y no estaría de más que su formación pida disculpas.
Ver redactado actual del artículo 510 Código Penal


5 comentaris:

  1. Pues ale, al juzgado con ello, a ver si os lo admiten a trámite.

    Y si no, a dejar de decir gilipolleces.

    ResponElimina
  2. Bravo por usted, Don Xavier. Con esto demuestra que usted es independiente y que su denuncia del neonazismo es sincera y honrada, lo que no puede decir casi de ningún antifascista.

    ResponElimina
  3. No está bien insultar a los judíos, pero por otra parte, no entiendo por qué tiene que ser delito negar el holocausto. A ver, Xavier, tú no crees que el Hijo de Dios se hizo hombre, ya que eres ateo. Entonces, ¿yo de esto debo deducir que tú apoyas que millones de cristianos sean muertos a manos de comunistas, musulmanes, etc.? ¿Yo debo deducir que si no se te paran los pies, con el tiempo puedes llegar a ser alguien que mate a seis millones de cristianos o que contribuya a que suba al poder a alguien que lo haga? No, ¿verdad? Pues esto es lo mismo. Uno tiene la libertad de creer o no creer en tal o cual religión, o de creer o no creer en tal o cual pasaje de la historia. ¿Por qué supones que los historiadores tienen que decir siempre la verdad o la cosa exacta? Tú no te das cuenta, pero te estás convirtiendo en lo que tú llamas fascista, en un dictador. La libertad de creencias es un derecho fundamental en el ser humano, y si uno niega el holocausto o duda de él, o lo cree a medias, no significa necesariamente que sea un asesino, aun en potencia. No se debe juzgar a las personas por lo que creemos con nuestra imaginación que podrían llegar a hacer un día, sino por delitos efectivamente cometidos. Es un absurdo eso del delito de odio, no hay derecho que digan que es delito sentir amor o antipatía por alguien, tiene que haber un acto de lesión sobre las personas (robarlas, pegarlas, matarlas). No lo entiendo, la verdad. Eres un dictador, y te crees pacifista pero no lo eres, sólo dejas el trabajo sucio (= violento) para los demás, eso es esto. Eres aborrecible. ¿Y ahora qué? ¿Iré a prisión por odiarte? Absurdo.

    ResponElimina
  4. Su interpretación del artículo 510 es tan extensiva que se vuelve absurda, una ley penal jamás debe interpretarse de esa manera, creo que ningun juez estaría de acuerdo y menos aun una juez con la preparación y experiencia de Manuela Carmena.

    Para Informer - No puede ser coherente el señor Rius cuando en este mismo blog defendió la libertad de expresión de la revista Charlie Hebdo, cuyos chistes son más hirientes, continuados y con infinitamente mayor repercusión que estos tweets. Basta ver la portada en la que se mofan del asesinato de cientos de personas en Egipto por la dictadura de aquel país.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Tranquilo, Neike, lo que le pasa al Rius es que el pobrecito cuando a los 17 años vio la serie televisiva "Holocausto" le causó ello tanto impacto, tanta herida a su sensibilidad y tanto traumón, que desde entonces... Se debió decir a sí mismo: «¡Nunca más esto!, ¡nunca más esto!» Y si para lograr el nunca-más.esto hay que reprimir el derecho a revisar la historia o a dudar de ciertas cosas, pues adelante. ¡Ah! Y por otro lado, por supuesto, el señorito siempre con su doble vara de medir..., eso ya se sabe, entre los progres...

      Elimina