dimecres, 12 de març de 2014

DETENIDO ANTONIO "EL NIÑO" JUNTO A OTROS MIEMBROS DE ULTRAS SUR


 Tras estar tres meses en busca y captura, agentes de los grupos V de Homicidios y XXX de Información de la Policía Nacional detuvierion ayer en Madrid a Antonio Menéndez, "Antonio el niño", líder la facción de los Ultras Sur que se enfrentó violentamente con el sector oficialista del grupo. También fueron detenidos su hermano Kike y Javi "El Bombero". Además de presuntos hechos delictivos relacionados con los Ultras Sur, estarían acusados, entre otras cosas, de dos asaltos violentos a domicilios de Alcorcón y Majadahonda. Se hacían pasar por policías en algunos de sus golpes y portaban revólveres simulados, dos revólveres reales y  placas antiguas.
RUPTURA EN LOS ULTRAS SUR

Una pelea entre los miembros del grupo radical el pasado 9 de noviembre, motivó que Florentino Pérez, dejara sin validez los 250 pases que hasta entonces habían estado en poder de Ultras Sur y eran una de sus fuentes de finaciación o ingresos, que motivó en parte el conflicto entre diviersos sectores. Con el comunicado hecho público hoy, se deja en una difícil situación a los Ultras Sur, cediendo su espacio a una grada joven de animación que se creará con jóvenes en principio ajenos a los ultras. Una opción que ya intentó el actual presidente del Barça, Sandro Rosell, pero fue obligado a desitir por los mossos d'esquadra al detectar la policia catalana que los Boixos iban a aprovecharla para retornar en grupo a las gradas, tras seis años de ostracismo.  
El Real Madrid ha aprovechado esta pugna entre facciones para apartarlos del estadio e intentar creación de la Grada de Animación (Ver información del 26 de diciembre).
Antonio Menéndez, "Antonio el niño", detenido ayer, líder la facción de los Ultras Sur que se enfrentó violentamente con el sector   "el Niño", seguidor de Atlético, y líder de Outlaw-Hammerskin, nuevo líder de los Ultras Sur, en foto publicada por El Mundo

Detrás de la pugna por el liderazgo de los Ultras Sur, que se visualizó con la pelea del 9 de noviembre, está la lucha de un sector de los antiguos Hammerskins, ahora ilegalizados, agrupados y rejuvenecidos tras la sigla de OUTLAW (fuera de la ley), liderado en el campo por Antonio Menéndez -Antonio el niño-,  por  el control de los fondos de las 250 entradas que recibían del club para distribuir y vender, y de la venta de material con los símbolos de los Ultras Sur. Estos Hammerskins y Outlaw trambién pugnaban en los ambientes de extrema derecha por el control de los concierto de música RAC o Rock Against Communism.
Como se ya expliqué aquí en el blog el 2 de diciembre,  el líder histórico de Ultras Sur, el abogado Álvaro Cadenas, curtido en su juventud en numerosas peleas y agresiones, y con numerosos antecedentes policiales y penales, estaba siendo cuestionado por el sector más joven, cercano o vinculado a los Hammerskin de Outlaw y, parece, a Acción Nacional Revolucionaria. Cadenas era uno de los propietarios del bar Drakkar,  junto con José Luis Ochaíta, otro de los lídres históricos de Ultrasur.  


El club madridista llevaba años dejando sus instalaciones al grupo hooligan ultra para que realizara sus actividades Desde principios de los 80, todas las presidencias del club habían colaborado, de una manera u otra, con ellos con locales, dinero, entradas, viajes, etc. Y desde hacia más de un año tomaron fuerza en los Ultras Sur un grupo más joven cercano a los OUTLAW, y antiguos Hammerskin, liderado entre otros por Antonio El Niño, que recientente pasó una temporada en la cárcel.

Este grupo liderado por "El Niño" cuestionaba el control y uso de fondos por parte de Cadenas y los suyos. Así parece que la ayuda que recibían por partido era de 250 entradas que les reportarían más de 9.000 euros. Algunas fuentes dicen que la aportación de club era muy superior gracias a otros conceptos. Y ello sucedía en un momento que, según fuentes de la ultraderecha madrileña, el entorno de los renovados de los Hammerskin intentaría obtener el control de los conciertos de música RAC en Madrid. También se disputaban el control de los artículos de merchandising (gorras, casmisetas, bufandas, pins...) de los Ultras Sur, que controlaba el grupo oficialista de Álvaro Cadenas.   
Estas tensiones entre los dos grupos, ya se vivió en el partido frente al Málaga el 18 de octubre, cuando partidarios de Antonio El Niño se enfrentaron con los del sector "oficialista" seguidor de Cadenas.  Dos semanas después, el 9 de noviembre, jugando de nuevo en casa, un grupo de seguidores del Madrid City Firm y Outlaw, fieles a Antonio el Niño (Leer aquí comunicados y opiniones de los hechos) acudieron antes del partido al Drakkar para exigir la retirada de los Ultras Sur a Álvaro Cadenas, produciéndose una gran  pelea, con heridos por ambos bandos y posterior intervención policial. 
 Antonio "el Niño", de ideología católica y ultra, no niega ser seguidor del Atlético de Madrid. Con 29 años estaría casado con una joven abogada, hija de un catédrático de derecho en cuyo bufete trabaja, que defiende a Luis Bárcenas. 
Está por ver ahora que harán los seguidores del nuevo líder, Antonio el Niño, y si el grupo de Álvaro Cadenas seguirá controlando la venta de material, ahora que han perdido los beneficions de la venta de 250 entradas por partido.

2 comentaris:

  1. Sr. Rius, se le ve poco (o nada, a decir verdad) informado con respecto a la actual situación de Ultras Sur. Yo, le recomendaría que antes de publicar algo a ciegas, se informara sobre el tema, Puede que mintiendo su blog recibas mas visitas, pero siendo veraz, creo conseguirá que mas gente le tome como periodista serio. Un saludo.

    ResponElimina
  2. Estaré encantado de conocer su versión.
    Puede escribirla aquí, o mandarme un mail.

    ResponElimina