dimarts, 29 de gener de 2019

La Fiscalía de Madrid pide tres años de prisión por delito de odio, a la líder del ultra Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez Ruiz, por su protesta con bengalas ante la mezquita de la M-30. La irrupción de Vox deja sin espacio a la candidatura que tal vez se planteaba encabezar Melisa



La Fiscalía Provincial de Madrid, por medio de la Fiscalía de delitos odio, solicita tres años de prisión a Melisa Domínguez Ruiz, líder del ultra Hogar Social Madrid, por un delito de incitación al odio tipificado en el artículo  510 del Código Penal, por su  ataque o protesta con bengalas ante la mezquita madrileña de la M-30 en marzo de 2016 y la difusión de dicha acción en la redes sociales.
En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, la Fiscalía también pide para ella 3.000 euros de multa y 4 años de inhabilitación especial para cargos en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre.
Los hechos ocurrieron el 22 de marzo de 2016, después de los atentados de Bruselas, cuando una quincena de militantes del Hogar Social Madrid, entre las que se encontraba Domínguez, colgaron una pancarta sobre la M-30, delante de la mezquita con el texto "Hoy Bruselas, ¿mañana Madrid?". La acusación popular, ejercidad por Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, solicita en su escrito de acusación cinco años de prisión y multa de 3.000 euros para la líder del grupo neonazi a la que acusa de desórdenes públicos y de incitación al odio.

 El Hogar Social Madrid inició su andadura en julio de 2014 con una primera ocupación en el barrio de Tetuán del que fue desalojado, habiendo ocupado hasta la fecha otros ocho edificios y haber sido desalojado de todos, excepto el actual, una antigua sede de Comisiones Obreras, en la plaza Cristino Martos, que ocupó a finales de octubre.  
El autodenominado Hogar Social Madrid alberga y reparte comida a ciudadanos españoles de origen (no a inmigrantes ni a extranjeros nacionalizados) y ha realizado diversas protestas contra el Ayuntamiento de Madrid y la sede del Partido Popular. Parecía que su lideresa deseaba impulsar o sumarse a alguna candidatura ultra de cara a las municipales o las autonómicas madrileñas, pero el ascenso de Vox ha descolocado y dejado sin espacio electoral a la ultraderecha clásica siendo un obstáculo a corto plazo para que Melisa Domínguez salte a la política.
 Melisa (o Melissa) Domínguez Ruiz

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada